A UNIQUE MEMORY

Fue durante un evento de aquellos de los 90 del pasado siglo, cuando por  primera vez experimenté el potencial comunicativo del deporte aplicado a la gestión empresarial. Como nuevo responsable del equipo de ventas debía realizar una presentación a un numeroso grupo en el que, además del equipo nacional de ventas,  se encontraban responsables de otros departamentos e invitados de otros países. Entre ellos el director para EMEA, que no veía con muy buenos ojos  que el “pipiolo” de finanzas ahora se ocupara de las ventas. Se me ocurrió combinar una presentación tradicional con imágenes de judo de la Olimpiada de Barcelona, en la que había participado como responsable de la Secretaría de Competición. Me fue  muy fácil transmitir el mensaje y, lo más  importante, conseguí sorprender  y motivar a la audiencia. Como resultado logré disipar las dudas del director europeo y del experimentado equipo de ventas que heredaba. Hoy en día todavía me recuerdan la presentación que  me inspiró para desarrollar años más tarde el método de Judo Management.

El evento debe sorprender e inspirar. Es una formato especialmente creado para presentar información y el objetivo último sería crear memoria a largo plazo. ¿Por qué gracias al judo conseguí estos objetivos?.

El judo,  cuya traducción del japonés es  “el camino de la flexibilidad”, fue fundado por Jigoro  Kano a finales del siglo XIX con una finalidad eminentemente formativa. Para reforzar su débil físico, Kano se inició en la práctica del ju- jitsu,  arte  marcial sin armas  desarrollado por  y para los samurays, descubriendo mediante su practica que no tan solo conseguía reforzarse  físicamente  sinó que también lo hacía intelectualmente y que por lo tanto  podía aplicar las experiencias  a su vida. Es por ello que el judo incorpora, además del citius, altius, fortius (más alto, más rápido  y más fuerte) del programa olímpico, del que forma parte desde 1964,  una dimensión intelectual y moral adicional, en palabras de Jigoro Kano: “El objetivo principal del Judo es  inculcar en el alma del hombre un espíritu de respeto por los principios de máxima eficacia , y de prosperidad y ayuda mutua que deberá aplicar a su vida.”

El judo, no es tan solo un storytelling, un relato para acompañar principios, herramientas y tareas de management, es management en si mismo, es aprender a utilizar los recursos de  forma eficaz y eficiente. Utilizándolo como input y asociándolo al input adecuado se puede conseguir el efecto deseado. La clave es asociar correctamente el mensaje verbal y el estimulo visual. El diseño del evento con una integración multisensorial de la información contribuye a potenciar el mensaje y aumenta la experiencia de aprendizaje.

El método de judo management actualmente, además de la presentación verbal y visual, también combina la realización de ejercicios de judo para no judokas, consiguiendo de esta forma que el participante se concentre más y absorba mucho mejor los contenidos para los que se ha organizado el evento.

Se trata de un formato innovador que actualiza y aporta formación a los profesionales en un mundo en cambio permanente y cada vez más rápido. No cabe duda de que es necesario encontrar propuestas que rompan con marcos rígidos y eventos que se parecen los unos con los otros. El objetivo es conseguir que los asistentes se inspiren y conserven un recuerdo único, como Nelson Mandela en Barcelona´92.

Ferran Agúndez

Fundador de Judo management

portaventuraevents